Amistad, memoria, presente.




[Lo diré de una fea forma, el conocerte no fue importante. Es extraño el poder decirlo de esta manera porque sé que es feo y cruel pero es la verdad, el primer encuentro se supone que no se olvida pero mi mente no lo tiene guardado, sé el lugar donde nos conocimos pero no la hora exacta ni las primeras palabras que nos dijimos, la verdad es que nadie es tan detallista como para recordar todo eso… Lo que si recuerdo es que gracias a un tercero nos hablamos y al estar en la misma cuerda en el coro conversamos de manera natural. Trataré de hacer memoria y relatar un poco el suceso.]


“Al fin habría coro en la universidad, eso era felicidad ya que no soy muy de hacer deportes y lo que estudio parecía absorberme sin vuelta atrás, pero cantar es una de mis fascinaciones y por ello la existencia de un coro era genial además de que todo mi primer año en la universidad había preguntado si habría uno y ahora que iba en segundo año había, saltar de felicidad era lo mínimo.”

[Creo que estoy siendo demasiado lenta para ir al meollo del asunto.]

“El día del coro estaba demasiado nerviosa, es que conocer gente nueva me aterra mucho, el estar entre desconocidos me asusta de tal manera que podría salir corriendo a la primera oportunidad pero… sabía que casi todos seríamos desconocidos ya que era la primera vez que habría uno, eso me alentaba a entrar y estar allí. Yo no iba a conocer gente nueva, así que también tenía que despreocuparme de eso, yo iba a cantar, pero siempre pero hablar con otras personas es natural y le hable a una chica con la cual nos llevamos bien y podría irme a casa.

Dos veces por semana era algo que me entusiasmaba un montón, pero, y aquí de nuevo el pero,  esa chica estaba hablando con otra cuando llegué y eso me puso mal, no me quería acercar a ellas, la otra chica no me agradaba por lo que menos me acercaría… Finalmente lo hice y fue divertido, hice amigas en el coro.”

[Y así nos conocimos, tuve que hacer hasta memoria para lograr recordar todo eso, cosa que me es difícil pero… meta superada. YAY! Pero esa no es la manera en que nos hicimos amigas, conversando nos dimos cuenta de que ambas escribíamos y que teníamos intereses comunes muchos para decir verdad.  Unos días antes de abrir el blog descubrí que al igual que a mi le disgusta una fecha no por las mismas razones que las mías, tu le tienes miedo al envejecer por eso odias el 28 de un mes en específico y hoy por ser 28 es mi turno de decir que así nos conocimos.

Es raro cómo funciona la amistad porque nadie pide ser amigo de otro simplemente el tiempo arma ese lazo entre las personas.  Más raro aun es el hecho de que la persona se vuelve importante con el tiempo en vez que desde un principio lo sea.]

3 comentarios:

Modoka no bara dijo...

Wow...interesante historia, me pareció algo triste la historia pero esta buena de todos modos :)

GaboXFreak dijo...

wuau es bastante bueno escuchar la misma historia desde dos miradas. exito en su blog
GaboXFreak

anama dijo...

Interesante me suena a dejavu, es lindo recordar.
Espero que le sigan poniendo mucho entusiasmo a sus próximas publicaciones. ^_^

Publicar un comentario